Para el fin de semana que estuvimos en Frankfurt decidimos escoger un hotel céntrico, donde pudiéramos ir caminando a prácticamente todos los sitios y donde tuviéramos cerca la estación de trenes.

Finalmente escogimos el RAMADA FRANKFURT HOTEL. No incluía desayuno y por habitación doble las dos noches nos cobraron 118 Euros. lo reservamos a través de booking.

La habitación estaba bastante bien, era amplia, estaba limpia y los colchones eran cómodos.  Además ponen un servicio de té con máquina para agua caliente.

El único inconveniente es que como todos los hoteles en las zonas de las estaciones, por la noche cambia un poco el ambiente, pero no nos sentimos en ningún momento con miedo.

Además hay varios sitios donde poder comer y cenar. Justo en frente del hotel hay una pizzeria pequeñita, que no es cara y se come muy bien. El hotel también dispone de restaurante, pero nunca lo vimos lleno.

Está a dos calles de todo lo que hay que ver en Frankfurt. Muy bien situado y a tres calles de la estación de trenes

Pudimos dejar las maletas en el hotel al hacer el check out para hacer una última visita antes del vuelo.

Es una solución comida, bien situada y a buen precio.



Booking.com

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: