Dejamos atrás a Botswana y a los safaris por sus espectaculares paisajes para poner rumbo a las Cataratas Victoria.

Un coche nos llevó hasta la frontera con Zimbabwe donde tramitamos el visado y otro diferente nos llevó hasta el Victoria Falls Hotel. Tardamos poco más de una hora en llegar y la verdad es que todo fue rodado.

TRAMITAR EL VISADO EN LA FRONTERA PARA ZIMBABWE

Tramitar el visado en la frontera es muy sencillo. Solo tenéis que hacer cola en el edificio que hay de VISADOS y entregar el pasaporte juntamente con 30 USD (precio 2018) y un formulario que tenéis que rellenar cuando llegáis. (Tenéis que pedirlo porque sino os veréis haciendo cola dos veces como nos pasó a nosotros, aunque menos mal había poca gente).

También podéis pedir un visado conjunto para Zambia y Zimbabwe y os saldrá un poco más económico que si lo hacéis por separado. Lo tenéis que pedir en la misma ventanilla una vez entreguéis el pasaporte.

Nosotros tardamos unos veinte minutos como mucho en tramitarlo. Una vez ya lo tuvimos, salimos por la otra puerta y el transfer nos recogió para ir rumba a cataratas Victoria.

UNAS PINCELADAS SOBRE LAS CATARATAS VICTORIA

Las cataratas Victoria hacen de frontera natural entre Zimbabwe y Zambia. El río Zambeze (El cuarto más grande de África) es el autor de estas cataratas.

Además es la única catarata del mundo que tiene una longitud de más de un kilómetro y una altura superior a cien metros.

Es una de las siete maravillas naturales del mundo.

Dicen que el ruido de las cataratas se puede escuchar a más de 30 km, no sé si es verdad o no, pero nosotros la escuchábamos desde el hotel.

El famoso explorador David Livingstone fue quien la nombró Victoria haciendo honor a su reina, Victoria.

El nivel del agua de las cataratas varían durante el año. Su punto máximo es en el mes de abril mientras que el nivel más bajo es en Octubre y principios de noviembre.

SOBREVOLAMOS LAS CATARATAS VICTORIA EN HELICÓPTERO

Estuvimos dos días en cataratas Victoria, concretamente nos quedamos en el Victoria Falls Hotel, un hotel colonial que sin duda os recomiendo. Si no os queréis alojar en él también podéis entrar a tomar algo y disfrutar de las vistas que tiene de las cataratas Victoria.

El primer día llegamos al mediodía así que solo lo aprovechamos para comer, descansar e ir a dar una vuelta por el pueblo y las tiendecitas que tienen de productos locales (muy caros, por cierto).

Al día siguiente teníamos contratado el vuelo en helicóptero. A las diez venía el transfer a recogernos y a llevarnos al punto de partida.  Solo llegar nos hicieron registrarnos, nos pesaron y nos explicaron la ruta que haría el helicóptero. Si queríamos hacer una ruta más larga podíamos pagar un adicional pero ya nos pareció bastante lo que pagamos por quince minutos de vuelo así que dijimos que no.

Al poco tiempo llegó el helicóptero, nos subimos y nos dirigimos a las cataratas. El vuelo es muy corto pero bajo mi punto de vista es imprescindible porque así te das cuenta de la magnitud de la cascada. Es un paisaje fascinante y vale mucho la pena verlo desde una perspectiva diferente.

Nuestro recorrido duró quince minutos y empieza a contar desde que el helicóptero despega. Da un par de vueltas en círculo alrededor de las cataratas y vuelve. Nos costó 120 USD por persona (2018).

Además te van haciendo unas fotos y vídeo de mientras te subes y cuando vuelves te lo enseñan y como no, caes y lo compras (al menos eso nos pasó a nosotros que nos gastamos 50 USD en un USB con fotos y el vídeo) Pero vaya, que no me arrepiento tampoco.

Cuando acabamos otro transfer nos llevó al hotel, descansamos un poco y después nos fuimos a ver las cataratas Victoria desde tierra.

VISITAMOS EL PARQUE NACIONAL CATARATAS VICTORIA

Después del vuelo en helicóptero decidimos visitar por la tarde el parque nacional de Cataratas Victoria. El hotel dispone de un camino directo desde sus jardines que llegan a las cataratas y se tarda unos diez minutos como mucho caminando.

Nos cobraron por entrar al parque 30 USD (2018). Y la verdad es que nos pareció un poco exagerado el precio.

El recorrido por el parque es muy sencillo, solo hay que ir siguiendo los números por los diferentes miradores. Nosotros tardamos unas dos horas y nos lo tomamos con calma.

TIP: No olvides llevarte un chubasquero o ropa impermeable. También algo para guardar tus cosas y no se te mojen. En el parque hay una lluvia constante. También puedes alquilar allí un chubasquero.

ADIÓS BOTSWANA Y ZIMBABWE

Nuestro viaje por Botswana y Cataratas Victoria llegó a su fin, pero ahora nos esperaban días de desconexión total en uno de los mejores destinos de playa del mundo: Seychelles.

Aunque tardamos un día en llegar porque tuvimos que parar en Johannesburgo, donde hicimos noche en el Club Safari Lodge, a diez minutos del aeropuerto.

Este ha sido uno de los mejores viajes que hemos hecho y sin duda lo recordaremos siempre.

TAMBIÉN PODÉIS ENCONTRAR EN EL  BLOG:

ALOJAMIENTOS BOTSWANA Y CATARATAS VICTORIA 

ALOJAMIENTO EN SEYCHELLES (Próximamente)

QUÉ LLEVO EN LA MALETA PARA UN SAFARI EN BOTSWANA 

INFOGRAFÍA DE BOTSWANA Y SEYCHELLES 

LISTA DE REPRODUCCIÓN DE VÍDEOS DE BOTSWANA

MAPA DE GOOGLE CON PUNTOS DE INTERÉS:

NECESITAS UN SEGURO DE VIAJE? AQUÍ TE DEJO UN DESCUENTO DE UN 10% CON INTERMUNDIAL:

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: